Inicio Archivos Temas Autores

El manuscrito

Por 1 de septiembre de 2010

Que Nabokov era un grande es algo que ya sabéis, o deberíais saber: lo dijimos hace bien poco. Lolita es su libro más famoso y duele que sólo se le recuerde por ella, siendo su obra completa una de las más interesantes y poderosas del siglo pasado. En Desesperación, escrita veinte años antes que Lolita, el protagonista habla la letra con la que ha manuscrito todas sus novelas. De paso, nos regala una frase absolutamente deliciosa en la que Nabokov reflexiona, él mismo, sobre la letra manuscrita misma.

Tengo, en cifras exactas, veinticinco clases de caligrafía, la mejor de las cuales (es decir, la que uso más a menudo) posee las características siguientes: es redonda y diminuta, con las curvas agradablemente rollizas, de manera que cada palabra parece un pastelillo de fantasía recién sacado del horno; también tengo una letra que es una cursiva rápida, afilada y maliciosa, el garabateo de un jorobado garboso, con sobreabundancia de abreviaturas; y una letra de suicida en la que cada letra es un dogal y cada coma un gatillo; y la que más valoro: grande, legible, firme y absolutamente impersonal; tal como escribiría la mano abstracta que sale del sobrehumano puño de camisa que solemos ver representado en los indicadores y en los libros de texto de física.